Rutas para desconectar cerca de Tarragona

Tarragona es una de las cuatro provincias de Catalunya, ¿estás preparado para conocer los lugares más asombrosos?

Cuando se habla de Tarragona aquello a lo que más se suele hacer referencia es al parque de atracciones PortAventura World o a monumentos como el Anfiteatro, el Circo Romano o el Acueducto de Les Ferreres, pertenecientes a la antigua ciudad romana. No obstante, la provincia de Tarragona tiene muchos más espacios que tienes que ver, ¡así que continúa leyendo!

A continuación, te dejamos 3 rutas por Tarragona que pensamos que te pueden gustar. Están pensadas como excursiones para hacer durante tu estancia, por lo que no están demasiado lejos. Las rutas son variadas, puesto que una está pensada para disfrutar de las calas, otra para pasear por monasterios y la última para respirar aire puro en la naturaleza.

  • RUTA 1: Sumérgete en la Costa Dorada

La Costa Dorada baña la provincia de Tarragona y sus tranquilas playas y calas hacen que se convierta en un destino de ensueño. Y no solo por sus aguas, sino también por los pequeños pueblos bonitos que bordean la Costa.

El primer lugar para visitar es el pueblo de Altafulla. De él, destacamos el Castillo de Altafulla, de estilo renacentista. Actualmente está perfectamente conservado y es de propiedad privada, aunque puedes visitar una de las entradas y el patio de armas. A tan solo 10 minutos en coche de Altafulla está Tamarit, otro de los pueblos más visitados de Tarragona. De él destacamos Cala Jovera, una pequeña pero paradisíaca cala con vistas al Castillo de Tamarit. Y, muy cerca de esta, se encuentra nuestra última recomendación de esta ruta: Cala Fonda, también conocida como Cala Waikiki. Esta cala tranquila está rodeada de pinos por lo que para llegar a ella hay que adentrarse en el bosque, pero merece la pena.

  • RUTA 2: Monasterios singulares y el encanto de Montblanc

La segunda ruta que hemos organizado se aleja de la Costa, así que cuando vayas de un punto a otro seguramente pases por viñedos y bodegas. Dos de los monasterios de nuestra ruta forman parte de la Ruta del Císter, que une tres monasterios cistercienses.

El primer lugar que tienes que visitar es el Real Monasterio de Santes Creus, en Aiguamurcia (Santes Creus). Fue construido en 1158, de estilo no solo cisterciense sino también románico y actualmente no existe vida monástica en él. Una vez termines la visita, puedes pasarte por un mercado con productos locales y artesanales que se monta alrededor del Monasterio. El segundo lugar es el pueblo medieval de Montblanc, cuyo casco antiguo se declaró como Conjunto Monumental y Artístico en 1947. Montblanc es conocido por su gran fiesta medieval que se celebra en el mes de abril, recordando a Sant Jordi. La leyenda cuenta que el caballero mató al dragón delante de las murallas del pueblo. El último enclave de la ruta es el Real Monasterio de Santa María de Poblet, el más grande de la Ruta del Císter. La UNESCO lo declaró en 1991 como Patrimonio de la Humanidad y es una de las abadías más importantes de Europa.

¡ALÓJATE EN EL HOTEL EUROSALOU & SPA!
  • RUTA 3: Prades y Siurana, de cuento

La tercera ruta se adentra en los bosques de Tarragona. Los espacios naturales que hemos seleccionado forman parte de los pueblos Prades y Siurana, muy cerca el uno del otro.

Por un lado, de las Montañas de Prades te recomendamos la Ermita de la Abellera. Una ermita situada en medio de la montaña y construida en la roca de la propia montaña. A media hora en coche, está el Gorg de la Febró. Un conjunto de rutas de cascadas y pozas idóneo para los amantes del senderismo y de la aventura. Por otro lado, del pequeño pueblo de Siurana destacamos su Mirador desde el cual se puede ver el emblemático Embalse de Siurana. En definitiva, unas vistas increíbles que querrás fotografiar y que no te puedes perder.

¡Estamos convencidos de que Tarragona te va a encantar!

¡Comparte el artículo con tus amigos y avísanos por redes sociales si haces alguna de las rutas!